Nacional, Friday 12 de October de 2018

De acuerdo a la Sociedad Internacional de Hemostasis y Trombosis (ISTH), una de cada cuatro personas en el mundo muere por causas relacionadas con coágulos de sangre. 

Cada 13 de octubre, convocado por la Sociedad Internacional de Hemostasis y Trombosis (ISTH), se conmemora el Día Mundial de la Trombosis. Se trata de una afección que arroja cifras alarmantes. De acuerdo a la ISTH, una de cada cuatro personas en el mundo muere por causas relacionadas con coágulos de sangre, es decir, trombosis; y el 60% de los casos ocurre durante o después de una hospitalización. Se hace necesario entonces, crear conciencia y generar acciones a través de actividades de educación pública acerca de la importancia de este tema. Hay que formar, además, profesionales especializados con el fin de reducir la morbilidad y la mortalidad asociadas con ella, y que ayuden a reducir las consecuencias graves que produce la trombosis.

En diálogo con El Tribuno, desde la Fundación Hemofilia de Salta explicaron que “la trombosis hace referencia a la formación de coágulos de sangre potencialmente mortales en las arterias (trombosis arterial) o en las venas (trombosis venosa). Una vez que se forma, el coágulo puede ralentizar o bloquear el torrente sanguíneo normal e incluso desprenderse y trasladarse hacia un órgano. La trombosis es una afección a menudo evitable”.

La mayoría de los argentinos escucharon hablar del ACV, pero sólo tres de cada diez conocen lo que es la trombosis.

Sobre este tema la doctora María Sol Cruz, titular de la ONG, puntualizó: “Este coágulo origina las tres principales causas de muerte cardiovascular en el mundo, como el infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y tromboembolismo venoso (TEV), el cual muchas veces se puede prevenir. Las consecuencias pueden ser la muerte, parálisis y en algunos casos no quedan secuelas”.

A tener en cuenta

La trombosis dispara signos de alarma, que se deben tener en cuenta. En este sentido, Cruz señaló: “Si se forma un coágulo en la pierna, los signos de alarma pueden ser dolor o sensibilidad, que comienza generalmente en la pantorilla, hinchazón que abarca el tobillo y el pie, enrojecimiento y calor”.

Vale la pena resaltar que la trombosis es un problema de salud pública, ya que el 60% de los casos deriva en internaciones hospitalarias, pero es prevenible por lo que hay que estar atentos.

En este marco, el Día de la Trombosis constituye un alera sobre la importancia de reducir la muerte y la discapacidad a causa de esta patología.

Existen factores de riesgos, a los que hay que prestar especial cuidado, como la hospitalización, las cirugías, el cáncer, la inmovilidad prolongada, entre otros, recordó Sol Cruz.

Ser fumador, la obesidad y la ingesta prolongada de anticonceptivos orales también aumentan la posibilidad de generar trombos. Un dato importante, los pacientes tienen el derecho a pedir una evaluación de sangre de TEV, mientras se encuentra hospitalizado.